ARIMA BASQUE GASTRONOMY | Cocina de producto de calidad y con “verdad”

En plena Calle Ponzano, nos encontramos con un restaurante abierto hace escasos 2 años, pero que ya ha dado mucho que hablar. Nos cuenta la dueña, Nagore Irazuegi, que lo abrió en dicha calle al ser la que más le recordaba al barrio viejo de su Donosti natal. Y como nombre, Arima , ya que es un local con «alma» (traducción del euskera) y donde el producto -y los productores- son lo más importante.

En los fogones, la incorporación de Rodrigo Garcia Fonseca (ex- Chuka Ramen Bar) ha aportado un toque de innovación a la carta, con lo que consiguen platos muy redondos y de gran sabor.

El local tiene al inicio una barra (con pinchos muy interesantes y hasta 30 tipos de vermuts), un pasillo con cocina vista y un pequeño comedor con 6 mesas.

Restaurante Arima Basque Gastronomy

Para cenar probamos su “Gilda Joxefa 2.0” (versión actualizada con mahonesa de piparras en pan “soplao”, pasta de aceituna, anchoa y perlas de AOVE): imprescindible pedirla.

Seguimos con los “Puerros confitados con mahonesa de trufa miel”: buenísimos, como si fuesen espárragos blancos pero con un punto mayor de dulzor.

A continuación, las “Habitas con mollejas de ternera”: magníficas las verduras en esta casa (las cuales les proveen desde la huerta de Navarra y el País Vasco), y mollejas muy limpias y desengrasadas.

De pescado del día pudimos contar con el “Rodaballo del Cantábrico a la Donostiarra” (con ajo, aceite, vinagre y cayena) absolutamente impresionante: sabor de 10.

Y deliciosa la “Txuleta de vaca de Cárnicas Goya” con un mes de maduración, en su punto justo, con carne y grasa que parecían mantequilla. Plato acompañado de una “Ensalada tradicional de lechuga de Zubieta” (del agricultor Tomás Imaz).

Restaurante Arima Basque Gastronomy

De postre, “Compota de manzana de Errezil con helado de manzana Astarbe”, fresquito y bueno. Y un dulce muy curioso: “Pastel Vasco” de Rafa Gorrotxategi (famoso por sus “Gorrotxas” de yema y almendra), que ha versionado en formato tarta especialmente para Arima.

En general, estética muy cuidada (merece la pena visitar su web), con referencias a sus raíces. En su decoración cabe mencionar a Mugaritz, Elkano y otros grandes sitios de culto gastronómico, en los que Nagore se ha inspirado para crear un local donde “la verdad” fuese la espina dorsal y la esencia. Y así lo demuestra, consiguiendo también que entre cocineros se tenga a Arima como un local de referencia.

Carta corta pero enfocada en temporada y con precios, eso sí, elevados, para conseguir mantener los estándares de calidad que buscan.

Gran sitio, por tanto, en el que disfrutar de buen producto, elaboraciones respetuosas y de un ambiente en el que te hacen sentir como en casa. Esperamos con ganas esa barra #canalla que posiblemente abran en un nuevo local. Sin duda Nagore y Rodrigo tienen mucho que ofrecer.


Restaurante Arima Basque Gastronomy

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.