Mapa

Search
Redimensionar el mapa
256 Resultado(s)
Predeterminado
  • Puntuación (Highest first)
  • Fecha
  • Nombre (A-Z)
Refine Search
Cargando

Al llegar a NaDo, en la calle Prim, y sin ningún cartel que anuncie el restaurante, te recibe una puerta holandesa que recuerda a las antiguas casas de los pueblos. La sorpresa continúa al entrar por la cocina, que debes atravesar para entrar en el comedor. Todo ello ubicado en un espacio abovedado con ladrillo visto que antiguamente fue una carbonera. Pero la verdadera emoción llega con su cocina: pura Galicia actualizada y creativa, donde el mar, pero también las zonas de interior, son los protagonistas.

Este conocido restaurante de la sierra de Madrid lleva en pie más de 40 años ofreciendo una carta clásica y un buen servicio de sala. En esta ocasión probamos de entrante sus famosas “Gambas blancas a la plancha” -en nuestra opinión con demasiada sal-, sus “Minicroquetas de boletus y trufa blanca” (el aceite de trufa imperaba en la bechamel) y unas buenas “Almejas a la plancha”. De principales, unas “Chuletillas de lechal” (con una ajada aceitosa que no permitía saborear la carne) y un “Solomillo a la plancha” (carne tierna pero plana de sabor).

En la planta baja de la "Casa de Mexico" se encuentra Puntarena, sede española de los restaurantes que, con este mismo nombre, se ubican en distintas localidades de Mexico. Magnífico entorno con una terraza de jardín vertical, varios salones acogedores y una zona más informal junto a la barra.

Impresionante el despliegue de este gran restaurante (asentado sobre los cimientos de un histórico del lujo en Madrid: Jockey), cuya sala hipnotiza nada más entrar. La sorpresa aumenta con la carta de estilo burgués clásico de alta cocina -aunque adaptado a nuestros tiempos-, con el fabuloso carro de panes, aceite y mantequilla, y con la preparación de cócteles (espectaculares las adaptaciones de clásicos: con razón ha resultado ganador en la pasada feria FIBAR sobre coctelería). Asimismo, merece la pena que resaltemos la excelencia del servicio (liderado por Carlos García Mayoralas y Stefano Buscema) y el engranaje…

Este sorprendente restaurante lleva abierto 50 años, liderando la oferta de cocina árabe de calidad en la capital. En concreto, se trata de cocina marroquí, que se puede probar tanto en formato de menú degustación (50€) como en carta. Los distintos salones le confieren un entorno espectacular, decorado con azulejos arabescos y arcos construidos por artesanos del propio país.

En pleno paseo Eduardo Dato, en un edificio imponente, se encuentra este restaurante estrenado recientemente: “Prístino” (cuyo significado hace alusión a algo que se mantiene puro e inalterado, con su forma primera u original). De ahí la intención de mantener la cocina de nuestras abuelas, aunque adaptada a los tiempos modernos. Referencias en carta, cómo no, a entrañables guisos, entrantes clásicos y buena materia prima tanto en pescados como en carnes. Platos de inspiración madrileña, castellana o asturiana.

Grata sorpresa nuestra vuelta a un restaurante que habíamos visitado hace casi 5 años, y que nos sorprendió con una estupenda cocina fusión (principalmente del sudeste asiático con referencias peruanas) a precios comedidos. Ubicado en el barrio de Almagro, a escasos minutos de Colón, cuenta con un local atractivo de estilo industrial, con ciertos detalles japoneses y una gran barra lateral.

Esta antigua casa de comidas (50 años desde su inauguración) ha sido renovada por el hijo de los fundadores que, tras sus estudios en Le Cordon Bleu ha decidido reinventarse (previamente ejercía como periodista deportivo) y desarrollar un estilo de cocina de mercado creativa en un entorno muy cuidado. El comedor ha sido renovado con toques modernos aunque acogedores, y una atractiva cocina vista.

Nuevo y sorprendente restaurante abierto hace escasos meses en el barrio de Almagro. Su cocina contiene platos de origen tanto israelí como argentino. El concepto fue creado en Buenos Aires y la nueva sede en Madrid ha contado con el apoyo de la agencia "Ansón y Bonet" y el interiorismo de "Alejandra Pombo". De esta forma, aún siendo un tipo de cocina muy peculiar, ya se ha convertido en uno de los restaurantes de moda en la capital.

Instagram

Instagram ha devuelto datos no válidos.

¡SÍGUENOS EN INSTAGRAM!