RICARD CAMARENA (Valencia) | Sutileza, sabor y equilibrio en un espacio inmejorable

Ricard Camarena es un grandísimo cocinero desde hace muchos años, aunque, a nuestro parecer, nunca se le ha reconocido como se merece: durante mucho tiempo tuvo 1 Estrella en un restaurante digno de 2 y, actualmente, tiene 2 en lo que debería ser claramente un 3 Estrellas Michelín.

La elegancia de su sala, el compromiso y equilibrio de su cocina, el cuidado de su bodega, y el talento más que demostrado lo confirman.

«Velouté de pollo de corral – Hoja de limonero – Vino Jerez», «Naob- Rábano – Huevas de Arenque» y «Bonito curado – Pan – Jugo encebollado»

Además, no solo cuenta con “Ricard Camarena Restaurant”, su buque insignia, sino que ha desarrollado las marcas “Canalla Bistro”, “Habitual” y “Central Bar”, todas ubicadas en Valencia y la primera de ellas también en Madrid.

El actual “Ricard Camarena Restaurant” se encuentra en la antigua fábrica de Bombas Gens que, tras una impresionante reforma, sirve ahora de casa tanto para un centro de arte como para el restaurante.

Cocina vista e ingredientes de materia prima de los aperitivos

Tal y como ellos mismos enuncian en su web, “Ricard Camarena” es “Sabor, respeto absoluto por el producto, cocina creativa sin estridencias, compromiso con la tradición salpicado con influencias cosmopolitas, mediterraneidad y temporalidad”.

La visita comienza tomando unos aperitivos en un salón independiente, donde eliges el menú -ciego- que deseas (155€ con 10 pases o 125€ con 7 pases; maridajes opcionales por 85€ y 70€) y donde se interesan por tus gustos, ya que la experiencia es completamente personalizada en función del producto existente (en ocasiones no hay para toda la sala) y de las preferencias del comensal.

«Piel de calabacín – Steak tartar – Requesón», «Apio bola – Pollo – Mostaza», «Espárrago verde a la brasa – Mantequilla de café», «Cebolla – Anchoa – Ajo negro» y «Patata – All-i-Pebre – Almendra»

Con estas bases ya asentadas, te acompañan al comedor principal para los siguientes pases, preparados directamente por Ricard Camarena, quien nos explicó que las verduras, el marisco y el pescado son los ejes protagonistas de su propuesta y que intenta hacer una cocina de proximidad o, en los casos en que no puede, minimizar el tiempo desde que el producto ha salido del mar/ huerta hasta que llega a la mesa.

Estos primeros pases te permiten una interacción con el chef y con su filosofía que consideramos esencial para entender su cocina. Algunos de ellos realmente magníficos (buenísima reinterpretación de un guiso clásico la “Patata – All-i-Pebre – Almendra” y deliciosa la “Piel de calabacín – Steak tartar – Requesón”).

«Semiconserva de tomate ecológico, ventresca de atún, habanero y jugo de tomate ahumado», «Marinado de lubina, cremoso de caviar y caviar» y «Ostra valenciana, aguacate, sésamo y horchata de galanga»

Después, da comienzo el menú con una “Semiconserva de tomate ecológico, ventresca de atún, habanero y jugo de tomate ahumado”: contrastes, suavidad, toques ligeros de picante y al mismo tiempo equilibrio.

Seguimos con una secuencia de producto y sabor ensalzado al máximo con ingredientes excelsos: caviar, ostra, angulas, cigala…

«Ensalada de angula con salsa César de anguila» y «Cigala en dos servicios: Cigala asada en salamandra y Velouté de cigalas, vainilla y flor de jazmín»

«Rape a la brasa con jugo marino, vaina de haba y semilla de cilantro» y «Berenjena glaseada, costilla de vaca y mostaza»

Y continuamos con un plato maravilloso: “Rape a la brasa con jugo marino, vaina de haba y semilla de cilantro”. Belleza visual, sabor y respeto al producto.

El “Arroz de trufa, apio bola y yema de huevo de corral”, con mucha potencia pero controlada: muy bueno.

«Arroz de trufa, apio bola y yema de huevo de corral» y Pre-postre: «Naranja – Eucalipto – Perifollo»

El plato de carne, “Berenjena glaseada, costilla de vaca y mostaza”, sin embargo, fue el que menos nos gustó de la cena.

El nivel de los postres absolutamente espectacular, desde un refrescante pre-postre de “Naranja – Eucalipto – Perifollo”, pasando por unas “Fresas, hibiscus, canela y sésamo blanco” delicioso y de sabores originales, y acabando con una “Calabaza asada en dos servicios: Royal de almendras y calabaza asada; y Buñuelo de calabaza asada”. Una maravilla.

«Fresas, hibiscus, canela y sésamo blanco», «Calabaza asada en dos servicios: Royal de almendras y calabaza asada; y Buñuelo de calabaza asada» y Petit Fours: «Roca de pistacho helada», «Bombón frío de chocolate con leche y avellana» y «Chocolate blanco y crema de cacahuetes helada»

Asimismo, excelente cierre con unos petit fours dulces a la vez que delicados y que, con buen tiempo, se pueden degustar en la terraza exterior.

Restaurante Ricard Camarena Valencia
Junto al chef Ricard Camarena

En síntesis, magnífica experiencia digna de 3 estrellas Michelín, con un servicio muy profesional a la vez que cercano, un espacio muy elegante en el que la antigua fábrica está integrada con la modernidad y una cocina a la que solo se le puede decir: “¡Bravo!”.


PUNTUACIÓN: 9,70

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.