ABaC (Barcelona) | Menú de temporada del mediático chef Jordi Cruz

En la avenida Tibidabo, junto a espectaculares palacetes, nos encontramos con el Hotel de 5 Estrellas “Gran Lujo ABaC”, en el que se ubica el restaurante del mismo nombre, dirigido por el mediático chef Jordi Cruz.

Hemos de decir que, pese a nuestras ganas por conocerlo, nos llevamos una decepción y creemos, en nuestra opinión, que no estaba al nivel de un 3 Estrellas Michelín, especialmente cuando lo comparamos con otros que ofrecen una experiencia mucho más completa.

Restaurante ABaC Barcelona
“Gran macaron de pan caramelizado con sofrito de tomate especiado y albahaca”, “Cactus de lima, tequila y hojas verdes”, “Crujiente de alga nori, ventresca de atún, mantequilla de soja y botarga de yema curada” y “Coca fina de hierbas mediterráneas con anchoas e infusión de cecina curada”

Esta comenzó invitándonos a esperar (sin que en nuestro caso nos ofreciesen ninguna bebida) en un jardín poco espectacular. Posteriormente, nos llevaron de forma ajetreada a la cocina, donde prácticamente nos avasallaron con 5 aperitivos y en donde (según nos explicó la sumiller) quieren mostrarte el barullo, cosa que no sentimos ya que la cocina no parecía estar en demasiado movimiento en ese momento, pero a nosotros sí nos metieron prisa.

Restaurante ABaC Barcelona
“Salmonete Mediterráneo, berros de agua a la brasa y toques cítricos”, “Vela de Ibérico con lengua y rillette” y “Escudella” de Col en texturas con “pilota” de careta ibérica

Posteriormente nos condujeron a uno de los salones, muy pequeño, con mesas cercanas y a las que las daba el sol. Cuentan con otro salón que creemos es algo más adecuado, pero no nos pudieron recolocar.

A continuación elegimos entre los dos menús: uno de sus clásicos (por 180€) y otro más largo basado en temporada (por 210€). Elegimos este último, e incluimos la opción de maridaje, lo que resultaría en una cuenta total de 340€ por persona, cifra que hubiésemos pagado satisfechos (a pesar de que obviamente es un precio alto) si hubiésemos disfrutado, como lo hicimos en Enigma, Quique Dacosta, El Celler de Can Roca, DiverXO o Martín Berasategui (por poner algunos ejemplos), pero que tras la insulsa experiencia en ABaC nos dolió, más aún cuando les comentamos que no habíamos quedado satisfechos y su respuesta fue nula.

Restaurante ABaC Barcelona
Ostra “azul” y crujiente frito de patata violeta con ostras liofilizadas, “Calamar a la romana con espuma de citronela” y “Servicio de partes de gamba con arroz de gamba y cacahuetes tostados”

Restaurante ABaC Barcelona
“Gilda de mar”, “Pan de queso Comté con trufa blanca” y “A modo de risotto, texturas de cebolla cocinada con compota de parmesano y trufa blanca”

Los platos del menú fueron correctos pero sin que ninguno destacase. Los efectos que usa ya no sorprenden (el helio, la vela que luego se come…) y algunas de las elaboraciones no estaban a la altura: el “Pan relleno de queso Comté” de un gran tamaño no acorde con un menú de este estilo, el “Falso risotto de cebolla” con un sabor a carbonara nada original, el ya manido pichón cuya pieza además estaba demasiado pasada, o la “Gamba roja” cocinada de forma sencilla y sin ningún realce de sabor.

Restaurante ABaC Barcelona
“Carrillera de cochinillo asado con orejón pasificado de calabaza, citronela y especias”, “Secuencia de caza: buñuelo de paté de ave, taquito de foie y consomé acidulado” y “Pieza de caza asada, jugo de cilantro y lavanda con romesco y jugo de zanahorias escabechadas”

Restaurante ABaC Barcelona
“Buñuelo de viento fermentado con infusión de vainilla helada y crema de yema quemada”, “Infusión de quesos y verduras 6/12” y “Chocolate blanco, coco y yogur con especias cítricas y yuzu”

Aparte, un servicio al que no veíamos entusiasmado ni implicado en la experiencia y que parecía más bien movido por frases mecánicas.

Restaurante ABaC Barcelona
A modo de “Carrot cake”, zanahorias y avellanas” y “Dulces en calabaza”

Restaurante ABaC Barcelona

En conjunto, un 3 Estrellas que realmente creemos que se merecería 2, un menú con buena técnica aunque sin sorpresas y un Jordi Cruz ausente. Nada recomendable, por tanto, teniendo además en cuenta la amplísima oferta existente en Barcelona.


PUNTUACIÓN: 7,15

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Instagram

Instagram ha devuelto datos no válidos.

¡SÍGUENOS EN INSTAGRAM!